Iluminación eficiente y duradera

Todos necesitamos en casa electricidad, no sabemos vivir sin ella, y la mayoría de nosotros no queremos renunciar a nuestras comodidades. Pero, como comentamos continuamente en este blog, se puede ser eficiente y practicar la ecología doméstica sin necesariamente renunciar a las comodidades.

Una de las formas más cómodas de ser eficientes y ahorrar electricidad es utilizar bombillas de bajo consumo. Mientras que las bombillas incandescentes (las tradicionales) gastan un 80% de su energía en calor y el 20% restante en luz; la bombilla de bajo consumo al contrario, un 80% de la energía se traduce en luminosidad y el 20% restante en calor.

Utilizando bombillas de bajo consumo podemos ahorrar luz, reducir las emisiones y ahorrar dinero, pues la vida media de las bombillas de bajo consumo es mucho más elevada que las bombillas incandescentes.

bajo consumoVida media bombillas incandescentes -> 1.000 horas

Vida media bombillas de bajo consumo -> Entre 6.000 y 15.000 horas

Vida media bombillas led -> Hasta 25.000 horas

Es cierto que las bombillas de bajo consumo y las lámparas led son más caras que las bombillas incandescentes, pero en ningún caso su precio es seis o veinticinco veces mayor que el de las bombillas incandescentes, por tanto, nuestro bolsillo nos agradecerá que tengamos colocadas en casa bombillas de este tipo.

Ocurre también que desde el 1 de septiembre de 2012, las bombillas incandescentes dejaron de fabricarse atendiendo a la Directiva Ecodesign 2009/125/CE, que persigue la eficiencia energética, reducir el consumo y evitar los residuos generados por estas luminarias.

Para prolongar la vida media de nuestras bombillas de bajo consumo debemos:

  • Retirar periódicamente la capa de polvo que se acumula en las bombillas, ya que acaba reduciendo su eficacia al perder transparencia.
  • Desenroscarlas una vez al año y lavarlas con agua y jabón dejándolas al sol durante el tiempo necesario hasta que estén perfectamente secas antes de volver a colocarlas.
  • El tubo fluorescente consume más energía en el momento de encenderse, por tanto, no se recomienda colocarlos en zonas de tránsito constante (recibidores, pasillos o zonas de la casa donde sea necesario apagar y encender la luza constantemente).
  • Para zonas de la casa que tenemos que iluminar por breves espacios de tiempo (lavabos, vestidor) es bastante útil instalar detectores de presencia, que se encienden al entrar en la estancia y se apagan pasados unos segundos de haberla abandonado. Estos detectores están muy presentes en los lavabos de restaurantes, en probadores de tiempas de ropa, etc. El ahorro en la factura de energía eléctrica puede llegar hasta más de la mitad.
Anuncios

Un comentario en “Iluminación eficiente y duradera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s